jueves, 20 de agosto de 2015

Cine de barrio: Lina Morgan




TVE cambia su programación esta tarde por el fallecimiento de la actriz española Lina Morgan.

TVE ha anunciado hoy que ofrecerá una programación para recordar a Lina Morgan, fallecida este jueves a los 78 años con ediciones especiales de 'España Directo' o 'Cine de Barrio', además de un especial dedicado a la actriz, 'Gracias por Vivir', y la emisión de la película 'La llamaban la madrina' (1973).

martes, 11 de agosto de 2015


Por Toby Valderrama y Antonio Aponte

Considerando, con la precaución del caso, que los datos de hinterlaces se aproximan a la realidad, y considerando también la alegría que producen en el gobierno, sólo se puede concluir que la esquizofrenia sigue avanzando: el gobierno se alegra de crear las condiciones para su caída.

La socialdemocracia desesperada es capaz de todo por permanecer un día más en el gobierno, hasta de reprimir a su base social. El ciclo de la socialdemocracia rentista termina, necesariamente, en represión; ataca con crueldad a los humildes. Con las vacas gordas reparte un poco más, crea conciencia egoísta, rompe la relación esfuerzo-logro, y con las vacas flacas reprime. Ya aquí, entre nosotros, llegaron las vacas flacas y la masa se mueve guiada por el egoísmo a reclamar sus prebendas. Veamos.

Guardando las distancias, que no son muchas, el 27 de febrero fue un reclamo de las prebendas que prometió carlos andrés en las elecciones. Aquel saqueo fue la manera de la masa de expresar su descontento y cobrar la recompensa prometida. Ahora bien, el bachaqueo de hoy tiene la misma base psicológica, la misma expectativa de consumo, es un saqueo pero lento. En aquella oportunidad la represión fue el único remedio que podía dar la socialdemocracia impedida de otra respuesta, los muertos llegaron a niveles de genocidio. Ahora la respuesta es la misma, aunque podía ser otra: ir por el camino del Socialismo, pero esta salida los aterra. Entonces, la respuesta es represión pero lenta, y se va posicionando en la psiquis colectiva, ya hay señales peligrosísimas de aceptación.

¿Cuál es el peligro para el gobierno? Cualquiera diría que la aceptación de 87% indica que el gobierno está guapo y apoyado, pero yendo un poco al fondo encontraremos que ese alto porcentaje está en realidad de acuerdo con una salida de fuerza, con un régimen de mano dura. Y ya sabemos, la historia y la geografía lo confirman, la represión no es medicina para la delincuencia, no resuelve los problemas que surgen de las entrañas de la sociedad.

El operativo que hoy casi todos aplauden, hasta los humanistas tradicionales, es la preparación psíquica de la población para que acepte una salida de fuerza, un militar, una mano dura. En el momento que siga la delincuencia la población aceptará al fascismo. En ese camino andamos, a pesar de los escribidores que lo apoyen, a pesar de las alegrías de las encuestas.

Es un error pensar que la represión resolverá la delincuencia; al contrario, ubicará el problema en la guerra de aparatos, la delincuencia se perfeccionará, pensemos en “el chapo”.
Es un error pensar que la represión resolverá a los “bachaqueros”, es un error inmenso pensar que ellos causan el problema; al contrario, son reflejo de las fallas del gobierno, de lo que no se quiere corregir. Indica alta incapacidad que el gobierno diga que la misma gente saque de las colas a los “bachaqueros”, es crear las condiciones para la violencia, para que se implante la justicia por propia mano.

Decía un clásico, creemos que era Trostky, lo nombramos a riesgo de herir pieles perfumadas: "un error en la teoría trae en el futuro consecuencias desastrosas, peores que cualquier error en la práctica". Tenemos que pensar que esta Revolución, atrapada en su misma creación de una masa clientelar, está pagando su entrega en manos de la socialdemocracia, la falsificación del Plan de la Patria, el maridaje con la burguesía, el no haber investigado el asesinato de su líder, el querer formar conciencia a partir de la riqueza y no riqueza a partir de la conciencia, como alertó Fidel.


    La España del PP es para los ricos, neoliberal y franquista

memo253Xavier Caño Tamayo*. LQSomos. Agosto 2015
En el Reino de España, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha denunciado ante la Fiscalía del Estado la ilegal persistencia de monumentos que ensalzan el franquismo y “la violencia de la dictadura”, así como algunas declaraciones de políticos conservadores que injurian a víctimas del franquismo (1).
Ya ven, además de ser el país europeo más complaciente con la mal llamada austeridad que impone el neoliberalismo, España no deja de ser franquista. No es debate académico sino vulneración sistemática de derechos humanos. Conculcaciones que incluso corrompen las leyes, además de ser el país con más desaparecidos forzados del mundo (140.000), tras la Camboya de los jemeres rojos. Y el Estado sin hacer nada. Sin olvidar que no se investiga, enjuicia ni condena los crímenes de guerra y de lesa humanidad de la dictadura. Al revés, se ponen obstáculos a quienes sí los investigan. Crímenes que la ONU ya denunció en 1946, reiteró en 1997 y el Consejo de Europa condenó en marzo de 2006. No es, por tanto, debate histórico sino política real.
A mayor abundancia, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas denunció hace unas semanas al gobierno de España por ignorar olímpicamente las recomendaciones de obligado cumplimiento de esa organización en defensa de los derechos humanos de la gente (2). Como derogar de una vez por todas la ley española de Amnistía de 1977 que encubre de hecho a presuntos criminales de guerra y de lesa humanidad de la dictadura franquista. Porque esa ley es una licencia de impunidad para no rendir cuentas por las desapariciones forzadas y otros crímenes en la guerra civil y durante la dictadura. El gobierno del Partido Popular ha respondido que actúa “según nuestra Constitución y nuestras leyes”. Pero es una mala respuesta. Hitler también actuaba según sus leyes.
Como Naciones Unidas condenó, el franquismo fascista se alzó en armas contra el legítimo gobierno de la República y la dictadura franquista perpetró sistemáticamente crímenes contra la paz, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. El historiador Paul Preston ha explicado al respecto que “los crímenes políticos que cometió Franco fueron muy superiores a los cometidos por Hitler”.
Sin embargo sigue el encubrimiento de crímenes franquistas. El uno de julio de 2011, por ejemplo, PSOE y PP impidieron juntos en el Congreso español que se declararán nulas las ilegítimas condenas a republicanos dictadas por tribunales franquistas. Y es que la España gobernada por el Partido Popular apesta a franquismo, la dictadura totalitaria que devino autoritaria de la peor ralea y continuó criminal hasta el fin de sus días.
Por eso fue condenada por la Asamblea General del Consejo de Europa, por haber “pruebas suficientes de violaciones numerosas y graves de los Derechos Humanos, perpetradas por el régimen franquista”. Es más, el informe reciente del Comité de Derechos Humanos de la ONU denuncia de nuevo la persistencia de torturas en España a detenidos bajo custodia policial, así como la concesión de indultos a policías condenadas por torturas, como documentadamente ha denunciado Amnistía Internacional. Todo muy franquista. Ese Comité ha instado también al gobierno a rehacer la Ley de Seguridad Ciudadana (‘Ley Mordaza’) por vulnerar los derechos de expresión, manifestación y reunión. En definitiva, la ONU pide hoy a España que respete los derechos de la ciudadanía. Democracia es bastante más que votar cada cuatro años.
Y sobre la postura del gobernante Partido Popular al respecto, Vicenç Navarro recuerda que éste “nunca ha condenado explícitamente el franquismo”, cuando la dictadura franquista ha sido “la mayor fuerza terrorista de España en el siglo XX, culpable del mayor número de asesinatos políticos que haya habido en la historia del país. El franquismo fue régimen de terror, de asesinatos políticos -insiste Navarro- y, por cada asesinato político de Mussolini, Franco perpetró 10.000”.
La ONU ha instado además al Estado español a investigar todas las violaciones de derechos humanos del franquismo, identificar a los culpables, juzgarlos, imponer penas según la gravedad de los crímenes perpetrados y ofrecer reparación a las víctimas o sus descendientes.
No es nostalgia de abuelo. Si España no resuelve de una vez los crímenes y responsabilidades de la dictadura franquista y la dictadura no es condenada por todos sin fisuras, persistirá el hedor y corrupción franquistas. Y España no será nunca una auténtica democracia.
* Periodista y escritor, @xcanotamayo. (CCS)
– Ilustración de Azagra

domingo, 2 de agosto de 2015

Las Trece Rosas


Nuestra Memoria - La Guerra Civil
Escrito por Arantxa Carceller   
Domingo, 02 de Agosto de 2015 00:00
El 5 de agosto  se cumplen 76 años del fusilamiento de: Carmen Barrero Aguado, Martina Barroso García, Blanca Brisac Vázquez, Pilar Bueno Ibáñez, Julia Conesa Conesa, Avelina García Casillas, Elena Gil Olaya, Virtudes González García, Joaquina López Laffite, Dionisia Manzanero Salas, Victoria Muñoz García, Ana López Gallego y Luisa Rodríguez de la Fuente.
Estos son los nombres de las trece mujeres fusiladas, ante las tapias del cementerio del Este, por la represión de la dictadura del ejército franquista en Madrid, el 5 de agosto de 1939, poco después de finalizar la Guerra Civil.

Al igual que ocurriera en la Alemania de Hitler o la Italia de Mussolini, el régimen de Franco creó un sistema de represión, miedo y tortura que se inició con el final de la Guerra Civil. En el 39, el franquismo emprendió una persecución contra todos aquellos que habían defendido al gobierno legítimo y elegido en las urnas, la Segunda República Española. Este es nuestro homenaje, nuestro pequeño recuerdo, y reivindicación por nuestra memoria histórica, a estas trece mujeres que la historia siempre recordará como LAS TRECE ROSAS.
El asesinato de estas trece mujeres, la mitad menores de edad (establecida en 21 años), fue uno de los episodios más crueles de la represión franquista. Con el final de la guerra, el país se dividió entre los vencidos y vencedores, y así, se inició un proceso de represión y persecución que atacó también a hijas, madres, en fin, mujeres que defendieron la República o, simplemente, tuvieron familiares o amigos a fines a ella. Es la España de los perseguidos, presos y exiliados. “Hay un gran sector de mujeres represaliadas, de mujeres vinculadas en mayor o menor medida a la España republicana que es la España del exilio, no sólo exterior sino interior, de las mujeres familiares de presos, y presas ellas mismas, de las mujeres perseguidas, represaliadas, muchas de ellas ejecutadas también por el régimen”, comenta la historiadora Ana Aguado de la Universidad de Valencia. De las 4.000 reclusas hacinadas en un espacio pensado para 400 (eran más de 280.000 los presos políticos en 1939), estas trece mujeres fueron elegidas para morir por el puro capricho y azar de sus verdugos.
El 4 de agosto de 1939, tras cuatro meses del final de la guerra, en la cárcel madrileña de Ventas, Julia una de estas trece mujeres le escribiría a su madre “madre, madrecita, me voy a reunir con mi hermana y papá al otro mundo, pero ten presente que muero por persona honrada. Adiós, madre querida, adiós para siempre. Tu hija que ya jamás te podrá besar ni abrazar… Que no me lloréis. Que mi nombre no se borre de la historia.” Estas fueron las últimas palabras de Julia Conesa Conesa de 19 años, que al igual que sus compañeras pertenecía a una España hundida, derrotada, a una Madrid devastada, destrozada, gris y triste, donde el régimen iniciaba sus cacerías y los procesos de depuración tanto en Administraciones, Universidades y otras instituciones. Un país sangrado que durante tres largos años luchó por la defensa de la igualdad, la libertad y el progreso para el país. “La Segunda República del año 31 fue un punto de inflexión, implicó cambios y continuidades, las cosas no cambian en un solo día. Las leyes siempre decimos que son condición necesaria nunca suficiente”. Sin embargo, “con el triunfo franquista al final de la guerra se vuelve no a la etapa anterior, sino a situaciones de finales del siglo XIX”, explica Aguado.
Julia deseó que su “nombre no se borre de la historia”, y así ha sido, el recuerdo de estas trece mujeres se ha plasmado en papel, en el cine, en el teatro, aún permanece vivo y en la memoria de muchos porque a diferencia de otros países que han condenado abiertamente sus regímenes totalitarios, en España aún tenemos esta asignatura pendiente. Un reconocimiento que no implica abrir una herida como argumentan mucho, al contrario, para cerrarla, para que miles de familiares den sepultura a los hombres y mujeres enterrados en fosas comunes o desaparecidos, para que nuestra democracia madure y se convierta en un sistema realmente representativo donde se tenga en cuenta la voz del pueblo, y fundamentalmente, para hacer justicia con la propia historia, para que no se llene de telarañas y lagunas negras el recuerdo de la Segunda República, un sistema que no tuvo tiempo de madurar pero, que incluso, abogaba por la igualdad de las mujeres. “La Segunda República tuvo una gran amplia legislación relativa a la igualdad entre mujeres y hombres, una legislación que se traduce en la Constitución del año 31 y en muchas leyes: el matrimonio civil, el divorcio, o los derechos laborales de las mujeres. La Constitución de la Segunda República por primera vez en la historia incorpora el sufragio femenino, con lo cual, sólo en ese momento se puede hablar realmente en España de sufragio universal, por tanto, de democracia. Antes, la mitad de la población no tiene derecho a voto por el hecho de ser mujer, con lo cual, difícilmente se puede hablar de sufragio universal anteriormente”, manifiesta Ana Aguado.

Las Trece Rosas, “que mi nombre no se borre de la historia”
El nombre de estas trece mujeres, al igual que su trágica muerte, no puede quedar en el olvido. Ellas no sólo simbolizaban a esa España exiliada y derrotada, también la lucha por la igualdad, la libertad y la justicia.
Carmen Barrero Aguado (20 años, modista). Trabajaba desde los 12 años, tras la muerte de su padre, para ayudar a mantener a su familia, que contaba con 8 hermanos más, 4 menores que ella. Militante del PCE, tras la guerra, fue la responsable femenina del partido en Madrid. Fue detenida el 16 de mayo de 1939.
Martina Barroso García (24 años, modista). Al acabar la guerra empezó a participar en la organización de las JSU de Chamartín. Iba al abandonado frente de la Ciudad Universitaria a buscar armas y municiones (lo que estaba prohibido). Se conservan algunas de las cartas originales que escribió a su novio y a su familia desde la prisión.
Blanca Brisac Vázquez (29 años, pianista). La mayor de las trece. Tenía un hijo. No tenía ninguna militancia política. Era católica y votante de derechas. Fue detenida por relacionarse con un músico perteneciente al Partido Comunista. Escribió una carta a su hijo la madrugada del 5 de agosto de 1939, que le fue entregada por su familia (todos de derechas) 16 años después. La carta aun se conserva.
Pilar Bueno Ibáñez (27 años, modista). Al iniciarse la guerra se afilió al PCE y trabajó como voluntaria en las casas-cuna (donde se recogía a huérfanos y a hijos de milicianos que iban al frente). Fue nombrada secretaria de organización del radio Norte. Al acabar la guerra se encargó de la reorganización del PCE en ocho sectores de Madrid. Fue detenida el 16 de mayo de 1939.
Julia Conesa Conesa (19 años, modista). Nacida en Oviedo. Vivía en Madrid con su madre y sus dos hermanas. Se afilió a las JSU por las instalaciones deportivas que presentaban a finales de 1937 donde se ocupó de la monitorización de estas. Pronto se empleó como cobradora de tranvías, ya que su familia necesitaba dinero, y dejó el contacto con las JSU. Fue detenida en mayo de 1939 siendo denunciada por un compañero de su “novio”. La detuvieron cosiendo en su casa.
Avelina García Casillas (19 años). Militante de las JSU. Hija de un guardia civil viudo. Le mandaron una carta a su casa afirmando que sólo querían hacerle un interrogatorio ordinario. Se presentó de manera voluntaria, pero no regresó a su casa. Ingresó en prisión el 18 de mayo de 1939.
Elena Gil Olaya (20 años). Ingresó en las JSU en 1937. Al acabar la guerra comenzó a trabajar en el grupo de Chamartín.
Virtudes González García (18 años). Amiga de María del Carmen Cuesta (15 años, perteneciente a las JSU y superviviente de la prisión de Ventas). En 1936 se afilió a las JSU, donde conoció a Vicente Ollero, que terminó siendo su novio. Fue detenida el 16 de mayo de 1939 denunciada por un compañero suyo bajo tortura.
Ana López Gallego (21 años). Militante de las JSU. Fue secretaria del radio de Chamartín durante la Guerra. Su novio, que también era comunista, le propuso irse a Francia, pero ella decidió quedarse con sus tres hermanos menores en Madrid. Fue detenida el 16 de mayo, pero no fue llevada a la cárcel de Ventas hasta el 6 de junio. Se cuenta que no murió en la primera descarga y que preguntó “¿Es que a mí no me matan?”.
Joaquina López Laffite (23 años). En septiembre de 1936 se afilió a las JSU. Se le encomendó la secretaría femenina del Comité Provincial clandestino. Fue denunciada por Severino Rodríguez (número dos en las JSU). La detuvieron el 18 de abril de 1939 en su casa, junto a sus hermanos. La acusaron de ser comunista, pero ignoraban el cargo que ostentaba. Joaquina reconoció su militancia durante la guerra, pero no la actual. No fue conducida a Ventas hasta el 3 de junio, a pesar de ser de las primeras detenidas.
Dionisia Manzanero Salas (20 años). Se afilió al Partido Comunista en abril de 1938 después de que un obús matara a su hermana y a unos chicos que jugaban en un descampado. Al acabar la guerra fue el enlace entre los dirigentes comunistas en Madrid. Fue detenida el 16 de mayo de 1939.
Victoria Muñoz García (18 años). Se afilió con 15 años a las JSU. Pertenecía al grupo de Chamartín. Era la hermana de Gregorio Muñoz, responsable militar del grupo del sector de Chamartin de la Rosa. Llegó a Ventas el 6 de junio de 1939.
Luisa Rodríguez de la Fuente (18 años). Entró en las JSU en 1937 sin ocupar ningún cargo. Le propusieron crear un grupo, pero no había convencido aun a nadie más que a su primo cuando la detuvieron. Reconoció su militancia durante la guerra, pero no la actual. En abril la trasladaron a Ventas, siendo la primera de las Trece Rosas en entrar en la prisión.
--------

lunes, 27 de julio de 2015

En Barcelona revuelcan al rey de España 

¿Insólito?

La segunda república española, la nacida el año 1931, el 14 de abril, que destituyó a Alfonso XXIII, de los mismos borbones que ahora reinan en España, nació pues tumbando al monarca, lo que puede representarse en una caída nada azarosa o accidental, pero sí en un "revolcón por los suelos", para decirlo acorde con el tremendismo que procura generar la idea que algo trascendente habrá de ocurrir. Pero la primera república también nació de un revolcón y quizás por eso, de allí en adelante, como por un atavismo, la monarquía española siempre está al borde de algo parecido y como vieja achacosa, decrépita, suela andarse por los suelos. De modo que esas caídas frecuentes de Juan Carlos, que le llevan de un quirófano a otro, por las que sus amigos reconocen muchas por culpa de Baco, tienen en parte un origen "histórico-genético".
Porque no fue esa la primera vez, ya en 1873, el 11 de febrero, el rey Amadeo I, de la casa Saboya y con buenos vínculos con la dinastía Bonaparte, a causa de la inestabilidad de su gobierno, se vio obligado a abdicar al trono, dando origen a una fugaz república que sucumbió frente a un golpe de Estado. Aquella se cayó y a esta la tumbaron. En todo caso, en ambos casos, se trató de caídas.
De manera que antes que los republicanos de comienzos del siglo veinte accediesen al poder, ya la corona española había mordido el polvo y dado paso a una república ahogada posteriormente por un golpe militar. República y monarquía se habían disputado el poder y hasta alternándose en el mismo, unos caían y a los otros les tumbaban.
Francisco Franco y Bahamonde, desató la guerra contra la república, justo cuando en Europa, la ultraderecha, el fascismo italiano y el nazismo alemán tomaban cuerpo y, terminó asumiendo el gobierno por un muy largo período. No hubo monarquía, pero tampoco república, sino un gobierno pretoriano, dictatorial, fascista, donde la ley fue el simple capricho del usurpador. A lo largo de su gobierno puso cuidado en proteger a Juan Carlos de Borbón, pese que ejerció un poder omnímodo, en el lapso en el cual, según la creencia de los propios monárquicos, debió gobernar el padre de aquel, quien hasta reclamó ante el gobierno nazi su "derecho" de hacerlo, viendo que Franco a quien en principio apoyó no le entregaba el coroto; reclamo al que Hitler no le prestó atención por su identificación política con Franco y porque éste le era más útil. Fueron franquistas y monárquicos, pero éstos más cercanos a lo primero, por el primitivo instinto de conservación, quienes cumplieron lo dispuesto por el mal llamado "soldado de Dios", de pese al largo gobierno no monárquico, que España volviese a la monarquía en la persona del Borbón domesticado de turno. Franco tumbó la república, que a su vez había tumbado a la monarquía pero, se quedó en el gobierno como "el enviado de Dios", disposición que significó un volver a tumbar la monarquía o no dejar que esta se levantase; sólo aceptó que ésta volviese, una vez que él estuviese momificado y domesticada ella, en 1975 en la figura del pusilánime Juan Carlos de Borbón. Por eso éste accede al trono de España genuflexo, atado a los designios del franquismo, pegado al suelo y con vocación marcada a caerse con demasiada frecuencia.
Llega al trono en una monarquía parlamentaria, donde todo estaba organizado para que se mantuviese bajo el control de los remanentes del franquismo hasta la llegada de Felipe González, quien pese proceder del PSOE, partido que lo fue de la clase obrera y definido como marxista por sus fundadores, también domesticado estaba, pero por el FMI, el gran capital gringo y europeo, en un momento que España atravesaba una de sus acostumbradas crisis cíclicas, pero menos grave que la de ahora.
Con Juan Carlos de Borbón, la monarquía no aprendió a estar de pie; cuando mucho camina zigzagueante o como decimos por acá, dando traspiés y sin poder hacer el cuatro. Para empezar, la idea y sentimiento republicano siempre han estado germinando en el suelo español. Ese es un pueblo igualitario, irreverente, tanto que se "caga en la hostia, en las seis mil vírgenes, el Papa" y cuanta cosa sagrada existe, como el rey, la reina, la infanta y, hasta con más razón, en el esposo de ésta, un ladronzuelo, nada inocente como aquellos de la literatura francesa, sino capaz de "morfarse", como dicen los argentinos, buenas cantidades de dinero de entidades respetables.
Justamente por esa mala conducta, quien fuese competidor olímpico, el esposo de la infanta, en uno de esos saltos o asaltos a dinero ajeno, cayó en desgracia; una caída que se llevó parte de lo poco que quedaba del prestigio del monarca, no sólo por padre y apadrinador o, mejor no digo la palabra porque no es nada majestuosa, sino por estar supuestamente también metido en la mordida. Esta cuestión, no la única, es causante del derrumbe o caída de este monarca, que lo es no por mono o uno, sino por simio.
El rey Juan Carlos se hundió, para no repetir lo de caída, más en la desgracia, cuando en medio de una farra se exhibió en una matanza de elefantes; menos mal para él, que "Tarzán de los monos" allí no estaba porque, la sensibilidad de éste, hubiese obligado al "Monarca" a arrodillarse ante Chita; pero aun así, no pudo impedir continuar "cuesta abajo y en la rodada". Por eso se vio obligado a abdicar en favor de su hijo Felipe tratando de salvar lo que queda, la botella vacía.
Pero las elecciones españolas recientes mostraron que la monarquía española no sólo está en declive moral, sino que no tiene respaldo en la opinión española como para que se mantenga a flote. Invito a leer nuestro trabajo de tiempo atrás sobre ese asunto mediante el siguiente link: http://www.aporrea.org/internacionales/a208479.html. Según esos resultados la monarquía está de capa caída también por las copas que se rompen en exceso y hechas añicos se deslizan por el suelo.
El respaldo a la monarquía es minoría en España pese los gestos hipócritas de quienes no se atreven. No obstante, quienes ahora gobiernan en Barcelona, una de las más importantes ciudades españolas y asiento de un sólido movimiento independentista, republicano y por supuesto antimonárquico, decidieron retirar del salón donde sesiona el ayuntamiento el busto de Juan Carlos; uno de ellos hasta agradeció a la alcaldesa, el haber "limpiado el salón". Lo que equivale decir que Juan Carlos y lo que él representa no sólo perdieron en España sino que están caídos. Sólo falta no un tsunami, lo que sería una exageración o tremendismo, sino un pequeño ventarrón para que se lleve a una monarquía, que no solamente es un adefesio institucional, sino que se expresa a través de personajes de poca templanza y equilibrio, tanto que desde tiempo atrás vienen rodando por el suelo. El delirium tremens es una vaina que pone hasta a un monarca a bailar como San Vito.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1382 veces.


miércoles, 1 de julio de 2015

Diez razones por la que España no es una democracia.

Desde 1978, nos han dicho que vivimos en una feliz democracia, como un hermoso cuento para niños; sin embargo cuando uno se hace adulto comprende que la realidad vence a la ficción. A nadie con dos dedos de frente, se le escapa que cada día que pasa el pueblo pierde más poder, más derechos, más libertades. Hoy, la soberanía nacional la marcan los mercados financieros y las élites económicas, por no hablar de los corruptos que se sientan detrás de una mesa y dan órdenes. 


Diez razones por la que España no es una democracia.

1. La Jefatura de Estado la impuso la dictadura franquista
El franquismo fue un régimen a todas luces ilegal, porque surgió de un golpe de Estado contra la República Legalmente constituida en democracia. El príncipe Juan Carlos, tras jurar lealtad al genocida Franco y a las leyes franquistas, sería designado por el dictador como su sucesor.

2. La Jefatura de Estado no es electa 
La monarquía es vitalicia y se hereda de padres a hijos como si fuera un cortijo de ferias, por lo tanto tiene un caracter profundamente antidemocrático, además de tener una total opacidad y descontrol de las cuentas que le asigna el estado para su mantenimiento. Tras la abdicación del rey Juan Carlos, en apenas 15 días, se realizó una 'Coronación Expres' de Felipe VI pactada por el bipartidismo y sin contar con la aprobación del pueblo.

3. Las cuentas del Estado las lleva Alemania. 
El gobierno no consulta al pueblo las decisiones importantes mediante referéndum y sigue las directrices económicas que marca Angela Merkel desde Bruselas. Se habla incluso de que España es una provincia de Alemania. 

4. La justicia no es igual para todos. 
El poder judicial es partidista porque lo eligen los partidos políticos. Carece de independencia y permite que la figura del rey sea inviolable. La justicia da privilegios e indulta a los grandes ladrones, lo que genera desigualdades y crea ciudadanos de primera, segunda y tercera. 

Respecto a los Derechos Humanos, España es el segundo país del mundo tras Camboya en número de desaparecidos con más de 140.000 personas cuyos restos no han sido recuperados ni identificados. La apología al franquismo es legal y la Ley de Amnistía de 1977 impide juzgar a los criminales franquistas.

5. La soberanía nacional no reside en el pueblo.
La democracia se limita a votar cada 4 años a algunos representantes políticos. Lo que se significa como una carta en blanco para que los políticos maniobren a su antojo, sin que el ciudadano tenga herramientas útiles (Referéndum vinculantes, ILP's sin la correspondiente censura del congreso y senado) para poder cambiar las negligencias políticas.

6. Recorte de libertades. 
La ley mordaza aprobada recientemente por el gobierno, es una vulneración total de las libertades esenciales en democracia como son la libre expresión, la información o el derecho a manifestarse. Lo que da pie a la criminalización de la protesta social. Otro claro ejemplo es la limitación del derecho a decidir de las mujeres sobre el aborto. 

7. La Constitución es papel mojado 
La Constitución de 1978 es el documento oficial que más artículos incumple, se ha convertido en un papel mojado, incapaz de garantizar los derechos ciudadanos elementales: salud y educación públicas, derecho a techo, salarios o pensiones dignas. Además de ser un documento cerrado, que da privilegios a la monarquía que nadie eligió por referéndum y que vino impuesta por la dictadura anterior. 

8. El sistema electoral es fraudulento. 
El reparto de los votos es desproporcionado, los grandes partidos están sobrerepresentados, es decir, tienen más diputados de los que les corresponden, todo a costa de los partidos minoritarios, lo que facilita un bipartidismo político. Las reglas del juego no son iguales para todos, es como jugar una partida con las "cartas marcadas". 

9. La Corrupción se ha institucionalizado 
En España no dimite nadie por corrupto. En muchos casos hemos visto que en las listas electorales participaban políticos imputados en múltiples casos de corrupción. Por si esto fuera poco, la corrupción ha salpicado a la monarquía. 

10. Las Listas electorales son cerradas 
Los votantes no tienen la opción de elegir a un representante, sino que tienen que elegir una lista cerrada de representantes. Esto no sucedía durante la II República donde las listas eran abiertas. Por otra parte, los diputados y senadores están sometidos a la disciplina de partido, sin tener en muchos casos libertad de voto.

Luis Egea

jueves, 18 de junio de 2015

El municipio en el federalismo de la Constitución de 1873

El proyecto constitucional de 1873, en la Primera República, supuso en materia municipal un cambio muy profundo en relación con la legislación sobre ayuntamientos que había establecido el liberalismo español, tanto en su versión moderada, como en la progresista, en su idea del Estado centralista que controlaba a los poderes e instituciones territoriales. Planteaba, dentro de la estructura de la República Federal, un poder de amplia autonomía y plenamente democrático. Esta es la causa de la importancia de su estudio a pesar de que no pudiera ponerse en marcha.


En el artículo 42 de la Constitución federal se establecía que la soberanía residía en todos los ciudadanos y que se ejercía en representación suya por los organismos de la República, cuyos miembros eran elegidos por sufragio universal. Los organismos que constituían la República, de abajo a arriba, eran los siguientes: municipios, estados regionales y estado federal o nación. Quedaba muy clara la autonomía de los municipios, como del resto de organismos, porque cada uno de ellos era el único competente en sus funciones respectivas, que la Constitución detallaba en cada caso, y cada uno de estos organismos reconocía como límites las competencias del organismo inmediatamente superior.

El título XIV trata exclusivamente de los municipios. Solamente la Constitución de 1812 dedicó tanta atención a los municipios durante todo el siglo XIX.

Los municipios españoles tendrían plena autonomía administrativa, económica y política, rompiendo los controles que sobre ellos ejercían otros poderes: el regional y el central hasta ese momento, como queda patente en la legislación liberal sobre ayuntamientos. Los alcaldes y ayuntamientos serían elegidos por sufragio universal, encargándose del ejercicio del poder ejecutivo local. También, serían elegidos por sufragio universal los jueces encargados de las faltas, juicios verbales y actos de conciliación. Los alcaldes y sus ayuntamientos tendrían que dar cuenta de sus gastos. No podrían ser separados de sus cargos más que por una sentencia de un tribunal competente, ni sustituidos sino lo eran en elecciones por sufragio universal.

La Constitución establecía que los estados, es decir, los organismos de la república inmediatamente superiores a los municipios, tenían que otorgarles las siguientes competencias: la administración de la justicia civil y criminal que les competiese, la policía, la limpieza, las cuestiones de infraestructuras referentes a caminos vecinales, calles y veredas, la sanidad y los centros de beneficencia locales. También tendrían exclusiva competencia en las haciendas locales: rentas y medios de crédito para llevar a cabo la política municipal. Los estados debían exigir a los municipios el sostenimiento de la enseñanza primaria y de adultos. La primaria debía ser gratuita y obligatoria. Fuera de este título, ya que se encuentra en el dedicado a los españoles y sus derechos, existe un artículo que define otra función de las autoridades municipales, ya que eran competentes a la hora de prohibir espectáculos que ofendiesen al decoro, costumbres y decencia pública.

En caso de que se detectasen irregularidades en materia económica, como podían ser repartos desiguales de la contribución o abuso en su cobro, existía la posibilidad de emprender un recurso de alzada en las asambleas de los estados y denunciarlo en los tribunales de distrito.

Eduardo Montagut

¡¡EXIGIMOS LA DIMISIÓN DE BAN KI-MOON, SECRETARIO GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS!!

¡¡EXIGIMOS LA DIMISIÓN DE BAN KI-MOON, SECRETARIO GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS!!
Recogida de firmas en internet y evento en Facebook (DEMAND THE RESIGNATION OF BAN KI-MOON!!)